Smoking live 
miércoles, octubre 29, 2008, 04:00 PM
Bueno tras unas semanas sin fumar ya me puedo aventurar a afirmar, no sin mucho respeto (que no miedo), que he dejado de fumar (si es que el tabaco se deja en algún momento de la vida de un fumador).

"Fumar perjudica seriamente la salud"

Traducción: "fumar es malo, malísimo". Eso creo que nadie lo niega en los tiempos que corren, tiene efectos nefastos para nuestra salud (principalmente los que pueda generar a nuestro aparatito...dios no quiero ni pensarlo) y ya no es solo la dependencia física que te genera, sino la psicológica. “Sin un cigarrillo entre los dedos el mundo se tambalea a tu alrededor...”

Incluso después de unos años de desintoxicación “fumeril”, y con el cuerpo limpio de la dichosa nicotina, nuestra mente nos sigue regalando esa magnifica sensación de desagradable pérdida. Sientes que algo te falta, que algo has perdido por el tortuoso camino de la vida. Es semejante a cuando te olvidas el móvil en casa, se te muere ese captus que tenias encima de la pantalla del ordenador y que nunca regabas, o ya en menor medida (porque comparado con las dos anteriores esto no es ni mucho menos tan traumático) cuando te abandona una novia...por años que pasen, siempre te queda un agujerito en el pecho del tamaño de un cigarrito...y esa horrible sensación de "haber traicionado a un amigo", a ese amigo fiel y que bien sabes, nunca te habría tratado de la misma manera a ti.

Los fumadores que tienen dos dedos de frente (si es que alguno de nosotros los tiene), son muy conscientes de que el tabaco les esta llevando a la tumba de una manera lenta y finalmente bastante agónica y dolorosa. Porque no nos vamos a engañar, el tabaco no es como meterse un tiro en la cabeza o estrellarse en un magnifico coche deportivo a 200 km/h...que va, esto te va contaminando cada célula del cuerpo, provocando que envejezcan, que lleguen a su extenuación y muy probablemente, finalmente enfermen de cancer...sin hablar de los otros muchos problemas respiratorios y físicos que te va regalando por el largo camino...

Por desgracia (o por fortuna para nuestros amigos tabacaleros) nosotros solo tenemos una vida (al menos eso me han prometido), pero el tabaco tiene millones y millones osea que te pongas como te pongas y por mucho que creas en el budismo, seguro que te acaba enterrando el a ti y a todas tus reencarnaciones.

Es lógico, llegados a este punto de comprensión (y unos cuantos cigarrillos para el cuerpo después) que rebusques en tu propia inteligencia ante el echo del porque del “fumeque”. A la gente le encanta meter el dedo en la llaga y siempre aportan sus frases, nada evocadoras, tipo: "Si sabes que eso es malo para tu salud y te esta matando. ¿Por que lo consumes?", son de esas frases audaces que te hacen darle al coco...yo no seré quien les quite razón, incluso hubo una magnifica época en mi vida en la que use esa otra famosa frase: “De algo te tienes que morir” (ahí queda eso platón), pero deje de usarla, no lo hice porque considerase que era poco convincente, que va, si nadie la pudo rebatir jamás...sino porque me di cuenta de que por desgracia yo no quería morir...o al menos no quería morir por una razón que pudiese evitar...enfermo y agotado de sufrir...

Por suerte o por desgracia solo los fumadores entienden el alivio y placer que produce el cigarrito en el momento justo, esos instantes de goce en los que ves lejos, muy lejos, los nocivos efectos que probablemente te tocará pagar en algún momento de tu (ya un poco más corta) vida.

Pues ahora sinceramente me siento como un desterrado, por una parte huyo de los fumadores, mirándolos con anhelante recelo…y por otro huyo de los no fumadores, por sus miradas inquisitivas y compasivas hacia mi persona, como si de un pobre ex-yonki enganchado a la metadona se tratase…

Sr. Lobo


2 comentarios ( 93 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 2.9 / 908 )

Esos pequeños cabroncetes 
lunes, octubre 20, 2008, 04:27 PM


Sr. Lobo
2 comentarios ( 50 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 851 )

The boxer 
viernes, octubre 10, 2008, 09:05 PM
Apenas puedes mantener la guardia alta...los brazos te pesan y los guantes parecen rellenos de piedras...los músculos te arden y el cansancio te nubla el sentido...difícilmente te surge algún pensamiento claro...apenas distingues lo que es la izquierda o la derecha...

El sudor empapa todo tu cuerpo y se introduce por tus ojos...escuece...apenas te deja ver lo que tienes delante...pero solo hay un único pensamiento nítido que trasciende a tu razón...dar uno mas...un golpe mas...un puñetazo mas...desatar tu adrenalina y agotar tu último aliento...llegar a tu limite y no dejar nada para la vuelta...

Quieres quemar el ultimo ápice de energía que te queda dentro...y entonces llegar...llegar a ese estado en el que nada mas importa...no hay miedo...no hay dolor...no hay amor ni razón...tu mente desconecta y tu cuerpo actúa solo...y en ese instante llegas a entender lo que es la completa felicidad...una felicidad irracional e inalterable...intransferible...una felicidad que no es egoísta ni terrenal...simplemente existes sin más...

Tyler




2 comentarios ( 55 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 830 )

Compañia 
lunes, septiembre 22, 2008, 04:01 PM
Para Malory, el amor gatuno de mi vida...
y sin la cual, no podría acostarme todos los dias con una sonrisa en la boca...



Sr. Lobo

añadir comentario   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 860 )

La orillita del mar 
viernes, septiembre 19, 2008, 10:34 AM


Creo que con el paso del tiempo cada vez me voy conformando con menos...pero eso si...de mejor calidad. Una mera sonrisa sincera o una mirada clara, hacen que esa noche duerma tranquilo...que el día haya valido la pena...

Ha llegado un momento en mi existencia en el cual ya nunca salen de mis labios expresiones como "ojala que..." o "espero que...", simplemente le pido a cada día que no sea peor que el anterior(que ya es bastante)...sin más pretensiones que una existencia sin dolor...sin ese dolor que siempre me acompaña pero que por suerte, de vez en cuando, pierdo de vista durante unos breves pero apacibles instantes...al girar la esquina de la locura...o al sumergirme en el mar de la inconsciencia...

Puede que la vida no sea mas que eso...una constante búsqueda de momentos sin dolor...porque lo que esta claro es que la felicidad no dura eternamente...pero el dolor permanece...impregnado en cada pliegue de nuestra alma…y una vez que entra en tu vida ya no sale...y lo único que nos queda es aprender a vivir con él...tratarlo de tú...y puede...y solo puede...que al final hasta nos lleguemos a llevar bien con él, y si algún día nos deja...terminemos echándolo de menos...

La mera existencia ya es demasiado dura como para plantearse teorías retorcidas y "porqués" sin respuesta...deberíamos dejar de vez en cuando esa mochila que llevamos a cuestas...estirar nuestra espalda y levantar la mirada del suelo...mirar al frente...al horizonte...a los ojos de la gente...tendríamos que fugarnos a una playa remota y solitaria...solos...fumarnos un porro y escuchar el rumor del mar...mientras que tumbados sobre la suave y cálida arena...las aguas acarician y juegan dulcemente con nuestros pies al atardecer...

Tyler




4 comentarios ( 23 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 738 )

Dr. Horrible's Sing-Along Blog - Episodio 1 
lunes, septiembre 1, 2008, 11:13 AM
Parte 1


Parte 2


Parte 3.1


Parte 3.2


Parte 4


Tyler

2 comentarios ( 12 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 657 )

Smells like teen spirit 
viernes, agosto 29, 2008, 02:47 PM
Creo que finalmente solo conozco una forma de ser feliz...y sin duda alguna es sentirme libre...sin miedos ni ataduras...sin bozales ni grilletes…

Hoy abro los ojos y tengo la sensación de haber salido de un mal sueño...de haber atravesado una nube oscura y densa de humo contaminado…

Han sido meses extraños...lentos...espesos...oscuros...pero sin duda parece que ya terminaron...hasta la próxima vez…te estaré esperando preparado…

Noto golpes en mi pecho...rítmicos como los de un tambor... ¿Será mi corazón o simplemente la propia vida que me pide acción?...

Sin duda este verano “horribilis" a terminado...y como si de un chute de adrenalina se tratase, mis venas se han hinchado y la sangre circula lanzada por ellas...desbocada...y mi cuerpo percibe toda clase de estímulos a mi alrededor...

Paladea el dulce sabor del sexo...de la pasión sin barreras ni censuras...
Siente las calidas noches y las frías mañanas...las ardientes pasiones y los gélidos corazones…
Visualiza la luz preinvernal...cristalina y envolvente...penetrando por los rincones más oscuros de mi alma....
Percibe el sonido de la noche...oscura como siempre...preciosa como nunca...
Capta el perfume de mis sueños...mezcla perfecta de vida y de muerte...de cordura y de locura…

Sin duda la vida ha vuelto a mí…haciéndose notar en cada rincón de mi cuerpo…estimulando cada poro de mi piel…estremeciéndome como un salvaje huracán…

Tyler




Ir a YouTube

3 comentarios ( 18 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 680 )

La sincronicidad 
martes, agosto 26, 2008, 02:15 AM
Es siempre tentador meter el pie en este charco, y mucho mas para una persona como yo, convencida de que la suerte y las casualidades no existen como esencia pura y tangible dentro de nuestra existencia.

Para Jung, la sincronicidad es "la coincidencia de dos o más acontecimientos, no relacionados entre sí causalmente, cuyo contenido significativo es idéntico o semejante...".

Para entendernos, un caso mítico fue el que vivió el actor Anthony Hopkins. Fue contratado para actuar en la película “La mujer de Petrovka”, y como es lógico, quiso comprar un ejemplar de la novela de “George Feifer”, pero en todo Londres no consiguió encontrar ninguna. Contrariado, relata como mientras esperaba al Metro para regresar a casa, se encontró con un libro en un banco, y cual fue su sorpresa cuando se dio cuenta de que era la novela que había estado buscando por toda la ciudad. Se quedo tan sorprendido que ni siquiera se dio cuenta de que el ejemplar llevaba unas anotaciones en lo márgenes. Dos años más tarde durante el rodaje de la película, en una conversación entre el director y el actor, salio a relucir que el primero había perdido su ejemplar de la novela, en la que había estado realizando anotaciones para su posterior rodaje. Tras esto Hopkins saco el libro, que tan casualmente había caido en sus manos, he inmediatamente fue identificado por su interlocutor como el libro que el había perdido años atrás.

Ejemplos de este tipo supongo que habrá miles en nuestras propias vidas, al menos en la mía si se han producido decenas. Es difícil pensar, cuando te ves inmerso en una situación de estas, que se trata de una mera casualidad sin ningún tipo de “misticismo añadido” mas allá del mero azar.

Hay mucha gente que piensa que hay determinados objetos que llegan a tus manos justo cuando tienen que hacerlo, ni antes ni después, como por ejemplo los libros.
Cuantas veces nos sucede que nos prestan o nos regalan un libro en un determinado momento de nuestras vidas, y que al leerlo nos damos cuenta que justo responde a los interrogantes que tenias en ese periplo concreto de tu vida. Si lo analizas con rigor, si hubieses leido ese libro un tiempo antes o después, nunca lo habrías mirado con los mismos ojos ni lo habrías interiorizado tanto…pero no, llega justo en ese momento.

El ejemplo de los libros es como otro cualquiera, puede ser un lugar, una pelicula, una persona, etc., pero nos hace pensar que quizás si que haya un engranaje a nuestro alrededor que provoca que los sucesos, aparentemente no relacionados entre si, deriven en un final conjunto y “cósmicamente” perfecto.

Sr. Lobo


2 comentarios ( 11 visualizaciones )   |  enlace permanente   |  enlace relacionado   |   ( 3 / 601 )


Anterior Siguiente